República Dominicana

Noticias

Amarante Baret dice autoridades no son indiferentes a la delincuencia

El ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret, afirmó que las autoridades no son indiferentes a la preocupación que siente la ciudadanía ante los niveles de delincuencia que afectan al país, pero aseguró que se trabaja con fórmulas estructurales para combatir ese flagelo.

Somos sensibles a ese problema y estamos trabajando para reducir el impacto de la delincuencia y el crimen en el país”, declaró.

El funcionario declaró, no obstante, que el problema es complejo y que las autoridades no tienen una vara mágica, “pero sí estamos tomando medidas estructurales para reducir la preocupación que siente la ciudadanía por los niveles de delincuencia que se advierten en el país”.

Precisó que se trabaja para atacar las causas de la delincuencia como en la persecución de los criminales.

“Por ejemplo, la Policía Nacional es el instrumento fundamental para garantizar la seguridad. Nosotros estamos transformando esa institución. Lo que sucede es que la institución que se llama Policía Nacional viene de una tradición con una estructura bastante militarizada”, manifestó.

Indicó que actualmente se está viviendo un proceso de transformación estructural de la Policía Nacional en base a la Ley Orgánica de la Policía de reciente aprobación y promulgación por el Poder Ejecutivo.

Agregó que esa legislación eliminó cuatro de institutos que a lo interno de la Policía estaban dispersos y representaban pérdida de recursos, por cuya eliminación la institución ha ahorrado unos 400 millones de pesos.

“Pero además, se ha puesto orden en términos del gasto de combustible en la Policía Nacional, que ha significado un ahorro de 600 millones de pesos”, subrayó.

El ministro de Interior y Policía explicó que ese ahorro de mil millones de pesos, más la aportación que hizo el presidente Danilo Medina al presupuesto de la Policía han servido para aumentar los salarios de agentes y oficiales de la institución y en mejorar sus condiciones de vida en término general.

“Pero además, dentro de la Policía nosotros estamos haciendo que vuelvan a estudiar en la Escuela de Formación Policial. Hay un Instituto Policial Educativo, el IPE, que estamos obligando a los oficiales superiores, a los oficiales subalternos y alistados a que tienen que ir a estudiar las últimas técnicas de investigación, técnicas en término de inteligencia. En fin, queremos profesionalizar a la Policía”, agregó.

Declaró que lamentablemente, durante muchos años la Policía no se ocupó de renovar el pensamiento y se fue quedando atrás, pero ahora se está actualizando para concomitantemente elevar la dignidad de ser policía y para que sus miembros amen a la institución y eviten la tentación de algún delincuente.

Manifestó que el hecho de que un policía tenga acceso a la salud, seguridad social para él y su familia, planes de vivienda y otras conquistas que le dignifican la vida hacen que ame su institución, la profesión y resista cualquier propuesta de un delincuente o un criminal.

“Por otro lado, nosotros, desde el Ministerio (de Interior) estamos creando espacios de participación de la ciudadanía organizada para junto con ella trabajar el tema (de la inseguridad). Son las Mesas de Seguridad Ciudadana y Género, porque el tema de la delincuencia y el crimen es un asunto de todos y aunque el Estado tiene la mayor responsabilidad, necesitamos también la parte preventiva, trabajar con las juntas de vecinos, las iglesias, los empresarios, organizaciones comunitarias, deportivas, culturales, el Ministerio Público, los ministerios de la Mujer, Deportes, la sociedad civil y toda la comunidad.

Intervención de barrios

Amarante Baret subrayó que según el mapa de la delincuencia, las autoridades han estado interviniendo los barrios donde ese flagelo se da con mayor frecuencia, tanto de la provincia Santo Domingo como de Santiago, Bávaro y otros lugares.

En esas intervenciones se realizan allanamientos, decomiso y ocupación de armas de fuego, vehículos reportados robados, se ha detenido a fugitivos de la justicia.

Manifestó que mediante estos operativos se está llevando tranquilidad a los barrios intervenidos. Posteriormente se hace una intervención social en esos lugares en acciones emprendidas desde una Mesa de Coordinación en la que convergen alrededor de 20 instituciones.

A través de esa Mesa de Coordinación se identifican las principales necesidades tanto comunitarias como sociales de los barrios intervenidos y se le aportan las soluciones puntuales que cada caso amerita.

“Lo que estamos haciendo es yendo al barrio, trabajando con la gente y en la medida en que los resultados vayan fluyendo, entonces exponerlos a la población, ya como resultados, no como promesas”, dijo Amarante Baret.

El ministro de Interior agregó que “le estamos dando una mirada estructural al tema de la delincuencia”, aunque aclaró que a veces hay gente que se torna incontrolable, que han decidido vivir una vida violenta con robos, atracos y asesinatos y agreden a las autoridades y entonces estas tienen que reaccionar ante estos violentos incorregibles.

Dirección de prensa. Viernes 28 de julio, 2017.